El cambio social en lo que respecta a los roles de género es una realidad. La igualdad es necesaria para crear una sociedad equitativa y sin discriminación, pero a pesar de los avances continuos, aún hay acciones que tenemos interiorizadas o que realizamos inconscientemente que fomentan la desigualdad social y de género.

Veamos algunos ejemplos de desigualdad de estas acciones.

  • Uniformes escolares. Por norma tradicional las niñas han llevado falda en el uniforme del colegio mientras que los niños utilizan o utilizaban pantalón. Indirectamente se está condicionando a la niña a realizar actividades menos peligrosas o de carácter responsable porque “deben llevar más cuidado con las faldas”.
  • Colores sexualizados. El rosa, para las niñas, y el azul, para los niños. Esta relación es peligrosa, porque si solamente dirigimos este color hacia las niñas, les estaremos metiendo en un único mundo donde puede que encajen, o puede que no. Y, además, estaremos limitando a los niños a muchísimos campos, al considerarlos “solo de niñas”.
  • Poner pendientes a las niñas al nacer. Acción establecida socialmente a lo largo de los años, siendo esta una manera de “marcar” a la niña por el hecho de ser mujer.
  • Estudios y futuro laboral. Los niños, el género masculino, relacionados con estudios y ámbitos vinculados a las ciencias, la tecnología, la robótica y la programación, entre otros. Mientras que el género femenino, las niñas, siempre se han encasillado en aquellos estudios, carreras o labores sociales o no científicas, grados en letras, recursos humanos, relaciones laborales…

Esta clasificación proviene de la interiorización por norma de que la mujer es más responsable, más cuidadosa y que desempeña mejores labores sociales, debido a su encasillamiento tras el cuidado del hogar y de los hijos.

Para poder conseguir un mundo igualitario tenemos que empezar por cambiar y reducir estos hábitos, entre otros, a los cuales nos hemos acostumbrado y que provocan desigualdad.

Si quieres saber más te puede interesar este artículo: Protocolo de acoso sexual y por razón de sexo.

Sí necesitas asesoramiento sobre los planes de igualdad puedes consultar nuestros servicios aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
En este artículo: